Metalenguaje creado por el W3C (consorcio que estandariza los lenguajes web) para definir la gramática de otros lenguajes de programación. Se trata de una serie de reglas para diferentes lenguajes, que sirve como protocolo para el intercambio de información entre plataformas como bases de datos, navegadores y hojas de cálculo, entre otros.