Es el formato de contenido electrónico de texto más básico y que menos ocupa, ya que no define estilos tipográficos. Su lectura está garantizada en cualquier dispositivo electrónico.