Modelo de negocio en el cual los usuarios deben pagar por los productos o servicios que adquieren.