Número Estándar Internacional del Libro. Código identificador para libros, único para cada publicación y cada edición de los textos. Los libros impresos tienen su ISBN y en el caso de los libros electrónicos, así sean una copia exacta de la versión física, deben ser registrados con un nuevo ISBN. Si se sigue un concepto apegado a la norma podría decirse que cada formato de libro electrónico podría requerir de un ISBN diferente (por ejemplo uno para la versión ePub, otro para la versión, mobi, y así sucesivamente). En el momento actual se considera que el paso más importante para los editores es que soliciten la expedición del ISBN para sus publicaciones electrónicas (al menos uno para cada título, independientemente que pueda tener aplicaciones o distribuidores de contenidos digitales que trabajen con formatos electrónicos diferentes)