Literalmente implica «bajarse» un fichero, bien de tipo abierto, o mediante una serie de procedimientos que garantizan su seguridad.