Proceso generalmente aceptado por la industria editorial que refleja el proceso de creación, desarrollo y distribución de un libro: Autores / Traductores → Consejos Editoriales / Revisores → Correctores de estilo → Diseñadores / Diagramadores → Impresión → Distribución → Librería → Lector. Los nuevos escenarios presentan procesos de “metamorfosis” de esta cadena de valor, pero no de anulación. El planteamiento que hoy se hace a la industria editorial se centra en la adaptación a los nuevos cambios, sin anular la cadena o desintermedializándola, sino posibilitando nuevos escenarios para sus actores, mediante la diversificación y la generación de nuevos servicios en los portafolios de negocio.